18 de agosto de 2015

Necio

Un necio murió bajo sombras
rumiante criado para callar
la rota tristeza fue a gritar
silencios perdidos en un ataúd.

En el desierto corre un faraón
persigue a su esclavo bajo el sol
para él ya no huye, el mar secó
Ahora resigna, no podrá nunca más
alcanzarme.

En ese peldaño el ve lo que puede
La tierra se quiebra bajo sus pies
Ya no es aire, es mar y se hunde
Ya no es sangre, veneno y adiós.